El desacuerdo de consenso

Los políticos hablan del consenso como quien promete asomarse al horizonte. Siempre parece más cerca pero continúa igual de lejos. Embelesan intentando atrapar atardeceres de todos los colores pero saben de sobra que el sendero no termina jamás, incluso si lográramos andar y andar acabaríamos rodeando eternamente el planeta Tierra.

Heredarás la tierra

ara los peces de ciudad, como cantaba Sabina, el campo es todo aquello que queda a los lados de las autovías, todo lo que alcanza la vista desde las ventanillas de los trenes. Tierras estos días nevadas y escarchadas que uno atraviesa veloz mientras caza atardeceres o ve acercarse la tormenta.

Aquellos nichos vacíos

Ella solo quiere que la entierren después de haber enterrado a su padre que murió en el 36. Incluso puede que desee descansar junto a él, en el panteón familiar que siempre tuvo un nicho vacío, el hueco para devolver la dignidad perdida a una víctima más de aquella Guerra Civil, y no importa cual fuera el bando.

Alguna lección aprendida

Estuvo Rajoy en León en su acto de desagravio y aún sigue satisfecho por haberse equivocado. La excursión al León de invierno, con cielo plomizo y recién inaugurada la capitalidad gastronómica, fue para el presidente mucho más que cumplir su palabra, más que zanjar un compromiso tras la metedura de pata

Plurinacionalidades históricas

“De Castilla se hizo España” una vez y ahora quiere rehacerla Podemos de Castilla, de León y de cualquier retazo que les dé visibilidad política. En unos pocos días Castilla y León ha pasado de ser una «comunidad histórica» a ejemplo de Estado plurinacional.

Tiranía de cuota

Para tener derecho existe la obligación de etiquetarse. Una etiqueta larga, como las de las camisetas de las grandes superficies, que algunas mañanas me obligo a leer para no olvidarme de mi composición y modo de empleo.

Un tiro en el pie

Hace unos días pasé por su puerta y seguía allí, pero no era la misma. En Valladolid había una tienda en la que mi madre nos compraba la ropa cuando éramos pequeños. Uno de esos establecimientos de toda la vida, llenos de estantes colmados de pantalones, camisetas o jerseys de los que abrigan. Al estilo zoco, donde las cajas de prendas se amontonaban como en una librería, un caos ordenado por colores y tallas que se venía en avalancha sobre los clientes.

Winter is coming

Llegó el frío. Y la nieve cubrió por primera vez las montañas y los tejados. Rajoy suspiró. El primer suspiro de cierto alivio de los últimos meses. Porque llegó el frío, también a la crisis con Cataluña. El frío hueco de la cárcel y el lejano de la huida. El viento glacial de la soledad europea y la irrelevancia internacional.