Un latido de menos

1-2 , 3- _. Tiene un latido de menos, vive con un silencio de más. Marca el compás cortado, un vals con paréntesis. Falta una nota en cada pentagrama, se cruzan todos los  ángeles por su metrónomo de venas y arterias. Recita cuartetos de tres versos.

1-2, 3-_. Baila sin el último paso pero lleva mejor el ritmo que cualquier otro. Sabe volar en tierra y arrastrarse en pleno vuelo. Aprendió soñar sin decepciones, a disfrutar de los suspiros carentes de fusa final. Sabe esperar porque conoce que tras la ausencia siempre se reanuda la marcha. Sus poemas siempre riman en h.

1-2, 3-_. Y un segundo más para los deseos, para cazar las hadas y para enterrar dragones. Un instante más cada tres instantes para morir siguiendo vivo, para vivir entre pausas acompasadas. Con la paciencia del sabio, la esperanza de la experiencia, la certeza de la historia, la persistencia del bailarín.

1-2, 3-_. Libre como los genios. Diferente en lo insignificante. Bombeando por tanguillos, con el espíritu del sur derramándose en el cielo pesado de la meseta. Haciendo bailar la sangre.

Tiene un latido de menos, vive con un segundo de más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s