Tic, tac

Artículo publicado en Publicoscopia

ssyRWgF8El reloj es el único que nunca mira hacia atrás. Siempre avanza, y a pesar de que sepamos medir y fraccionar al máximo el tiempo, siempre es subjetivo. Parece veloz para los que disfrutan y late torpe para los que anhelan algo. En la política el tiempo es un agente más para tener en cuenta. Puede ser tu aliado pero también tu verdugo.

“Tic, tac, tic, tac”, se ha convertido en el último grito de guerra de Podemos. Asegura Pablo Iglesias que como en el estómago del cocodrilo de Nunca Jamás, al Garfio Rajoy le martillea el segundero hacia el fin de bipartidismo en menos de un año. Se muestran como el Peter Pan que vencerá a los piratas que han saqueado las instituciones y que se han alejado de los intereses de los ciudadanos, que como Niños Perdidos seguirán al infante de verde en sus requiebros en el aire.

Sin embargo, quizá la espera comience a hacerse larga. Como quien aguarda en la sala de espera de urgencias, cada segundo parece un mes, y cada minuto una hora inquietos ante la decisión de los médicos. Podemos comienza a acusar un desgaste importante. Su excesiva exposición mediática les ha puesto en el punto de mira de cada objetivo y cada análisis. El presentarse como adalides de la transparencia y la decencia les hace tener que pasar un examen por cada conducta, y alguno de sus principales valores como Errrejón o Monedero, comienzan a tambalearse ante tal “striptease” de decencia. Nadie soportaría cada día una ducha con lejía, todos tenemos zonas de sombra.

Tic, tac, tic, tac.. puede que aguantar otros diez meses sea demasiado para Peter Pan Iglesias y sus Niños Perdidos. Los eslóganes, los discursos bien construidos, la retórica aguanta la réplica, pero se desvanece como el eco en una cueva. Cada vez más frágiles, sin un discurso de propuestas serias y realizables detrás de los gritos que desatan el aplauso fácil. Se convirtieron el mejor apoyo de Syriza y el tiempo también puede jugar en su contra en este campo. Si Tsypras no consigue frenar a la Troika o termina teniendo que reformar su discurso y sus promesas, será otro duro varapalo para Podemos. Grecia vuelve a ser un campo de pruebas, que puede sumar o restar según comiencen a darse a conocer los resultados. El problema del tiempo es que no resiste los golpes de efecto. La pirotecnia apabulla pero enseguida deja paso a la misma luna y la misma noche cerrada.

Mientras, el PP sigue a lo suyo. La estrategia Rajoy, quedarse como un Don Tancredo. Que el toro embista, a ver si se desfoga de bravura para después poderle dar algún capotazo. Quizá el CIS esta vez le de la razón, el PP aguanta el tirón, frena su caída y sigue siendo la primera fuerza política. Quizá si amaina el vendaval de la corrupción exista una posibilidad de ganar la batalla.

Tic, tac… y Podemos se entrega a sus piruetas en el aire. ¿Será suficiente para llegar a gobernar? El tiempo acabó con el Peter Pan que todos llevamos dentro. Un día todos vestimos de verde, besamos a Wendy y juramos no crecer. Sin embargo, la vida nos obligo a tomar tierra

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s