(Discurso del presidente de la Asociación de la Prensa de Valladolid, Jorge Francés, en la entrega del XIX Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes. Teatro Calderón de Valladolid, 29 de enero de 2015)
recortejorge
Jorge Francés, presidente APV. Foto: Fernando Sanz.

Autoridades, premiado, invitados, compañeros periodistas.

Buenas noches y muchas gracias por respaldar un año más este Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes, que es también la fiesta de los periodistas de Valladolid.

Estamos celebrando la edición número 19 del único galardón del periodismo español especializado en la defensa y buen uso de nuestro idioma. Y es una edición que me gustaría definir como la de la consolidación. Hemos consolidado la estrecha colaboración con la Fundación Miguel Delibes, a la que agradecemos que siga apoyando este premio. También la relación con La Caixa, el patrocinador del galardón, con el que tan bien nos estamos entendiendo y del que esperamos una relación larga y duradera.

Además, consolidamos el Teatro Calderón y una sala tan significativa como esta para entregar cada año el premio… gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Valladolid. Por último, avanzamos camino con la segunda edición tras la renovación de las bases que permite presentar trabajos publicados o emitidos tanto en medios impresos, medios digitales, radio y televisión. Lo que ha posibilitado que este año el jurado ha podido decidir entre más de una veintena de candidaturas.

Como ya saben, en unos minutos Ignacio Camacho va a levantar la estatuilla del Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes. Lo ha conseguido con un artículo publicado en el diario ABC y titulado “Almendras amargas”. Un texto exquisito en el que a través de uno de los más grandes de la literatura, como es Gabriel García Márquez, nos enseña la importancia y la belleza de cuidar las palabras.

Quiero agradecer en nombre de la Asociación de la Prensa de Valladolid al jurado de esta edición que hoy podamos sumar al imponente palmarés de premiados el nombre de Ignacio Camacho, considerado una de las mejores plumas que puede leerse actualmente en nuestra prensa. Recibe nuestra más sincera enhorabuena.

Esta gala de entrega del Premio Nacional de Periodismo Miguel Delibes nos sirve cada año también para hacer balance y para plantear objetivos.

El análisis que hacemos desde la Asociación de la Prensa de Valladolid del último año, de 2014, tiene sus luces y sus sombras… todavía muchas más sombras que luces. Durante el último año se ha mantenido la tendencia de la que ya alertábamos aquí hace doce meses. El sector del periodismo en Valladolid ha terminado su ajuste de plantillas, pero se ha instalado en la pobreza. Estamos viviendo una etapa de periodismo pobre. Tanto en medios materiales, como en medios humanos. Con un aumento constante de la precariedad laboral. La encuesta que cada año realizamos a nuestros asociados revela que durante 2014 el 34% de los periodistas sufrieron un empeoramiento de sus condiciones laborales. Además, 1 de cada 5 declara que su salario de ha reducido en el último año. Crece el número de pequeños proyectos emprendedores, pero la mayoría todavía están asentándose y no son capaces de generar nuevos puestos de trabajo. No quiero olvidarme de todos los compañeros que han perdido su empleo en los últimos años y que no han conseguido volver a entrar en el mercado laboral. Ánimo, podéis contar con toda la ayuda que os podamos ofrecer.

Es una realidad que nos preocupa. Un periodismo pobre es más débil, menos independiente. La falta de medios supone pérdida de calidad, de rigor y de credibilidad. En nuestra opinión, la salida de la crisis por la que atraviesa nuestro sector es más periodismo, y no menos. Y más periodismo supone invertir, apostar por nuevos formatos y nuevas fórmulas de financiación, y sacar de la precariedad laboral a una parte importante de nuestros profesionales.

Más periodismo nos ayudará a mejorar la imagen que tienen de nosotros los ciudadanos, que no crean que el periodismo puede ser sustituido por meras fuentes de información de las que obtienen una avalancha constante de datos de dudosa fiabilidad. Tenemos que recuperar la credibilidad perdida, como pilar imprescindible que somos de nuestra democracia.

Desde la Asociación de la Prensa de Valladolid queremos seguir contribuyendo con pequeños granitos de arena a un periodismo mejor. Durante el último año hemos centrado una parte importante de nuestros esfuerzos en la formación. Dar más armas a los profesionales para enfrentarse a una información diaria muy diversa y adaptarlos al cambio tecnológico que se está produciendo. También trabajar junto a las universidades para impulsar un diálogo más fluido entre la realidad de la profesión y los estudios que prepararan a los periodistas del futuro.

El pasado verano posibilitamos la celebración en Valladolid, gracias a un convenio con la Universidad de Valladolid, de un curso de Comunity Manager para periodistas que terminó con un mes de prácticas en periódicos de la ciudad. Hemos puesto en marcha una serie de talleres que mejoren la formación en temas específicos y hemos empezado un ciclo para mejorar y actualizar la corrección en el uso del idioma de los profesionales de la provincia. También estamos colaborando con distintas organizaciones y colectivos para analizar el tratamiento informativo que se hace de ellos.

Entendemos que el periodismo es compromiso social por definición.Por esta razón, queremos ayudar a que se difunda más información del tercer sector, de las actividades de sus organizaciones y de los colectivos con los que trabajan. Es el sentido del proyecto Banco de Historias que estamos poniendo en marcha.

Una iniciativa que quedó finalista en los Premios de Innovación Cultural de Burgos y que propone una plataforma de contacto entre los medios de comunicación y el tercer sector. Resultará un lugar donde encontrar decenas de propuestas para que los periodistas puedan contar más historias de contenido social. En el mes de diciembre nos reunimos con una veintena de organizaciones sociales que han apoyado este proyecto. Dentro de muy poco se lo presentaremos también a los periodistas, que son los que deben indicarnos si les será una plataforma útil en su día a día.

En la Asociación de la Prensa de Valladolid queremos que se hable más del periodismo y de sus problemas. Queremos que los ciudadanos entiendan mejor nuestra profesión, su utilidad y su necesidad en las sociedades democráticas. Lo hacemos cada semana en nuestra revista digital El Tintero, que ya ha superado las 30 mil visitas. Este 2015 también enseñaremos periodismo en los colegios. Gracias al apoyo económico de La Caixa vamos a poner en marcha el proyecto “Aula de Periodismo” que supondrá la celebración de un centenar de talleres en colegios e institutos de Valladolid. Queremos que las nuevas generaciones sepan qué es el periodismo, las peculiaridades de cada tipo de medio de comunicación y que aprendan a analizar y entender la información y la opinión que se difunde a través de la prensa, internet, radio y televisión. Muchas gracias de nuevo la Obra Social de La Caixa que nos ha permitido embarcarnos en esta nueva aventura tan interesante.

Este año 2015 es un año de elecciones. Se van a suceder las citas con las urnas, lo que supone un aumento exponencial de la información política en los medios de comunicación. La Asociación de la Prensa de Valladolid quiere pedir a los partidos y a los candidatos respeto y colaboración para que los periodistas puedan realizar su trabajo en los próximos meses de precampaña y campaña electoral.

Nos gustaría que se rectificara en comportamientos que se han sucedido en anteriores citas electorales. Entendemos que los periodistas que cubren la información electoral deberían tener acceso a preguntar al candidato una vez al día durante la campaña. Consideramos un error que las declaraciones de los candidatos que puedan recoger los medios de comunicación se limiten solo a sus intervenciones en actos públicos, sin posibilidad de que los periodistas puedan preguntar sobre la actualidad de cada jornada.

También queremos solicitar a los partidos que no se acoten los movimientos de los periodistas en los actos electorales. Creemos que para poder hacer nuestro trabajo, debemos poder observar en primera persona lo que sucede en cada momento, y no esperar en salas cercanas a que comience la señal realizada ofrecida por el partido. Por último, animamos a los candidatos a conceder entrevistas a todos los medios de comunicación, y a celebrar debates en los que también puedan participar periodistas.

En este sentido ofrecemos nuestra total colaboración. Si consideran que la Asociación de la Prensa de Valladolid puede ayudar de alguna manera, les ruego cuenten con nosotros.

No quiero terminar sin dar las gracias a todos los miembros de la Junta Directiva por un trabajo prácticamente diario y voluntario para sacar adelante todos los proyectos de los que les acabo de hablar y algunos más que daremos a conocer dentro de muy poco. Gracias, de verdad.

Termino ya , invitándoles a volver a vernos dentro de un año, que será un momento muy especial para este premio, ya que cumplirá veinte años. Intentaremos celebrarlo como se merece.

Muchas gracias y buenas noches.

Anuncios