No es el momento

banderSoy un profundo demócrata, y por tanto, creo que deben ser los instrumentos de nuestra democracia los que se utilicen para realizar todos los cambios que sean necesarios.  Por eso, considero que no es el momento de convocar ningún referéndum para decidir entre monarquía parlamentaria o república.  El modelo de Estado lo consagra nuestra Constitución y debería ser un cambio constitucional de un consenso amplísimo el que podría tomar esa decisión.

La abdicación del Rey no es lo esperado, pero tampoco supone una situación no prevista por nuestra máxima norma legal. El Rey puede abdicar, lo hace en su heredero y  se garantiza así la continuidad y estabilidad de nuestra Jefatura de Estado. Por tanto, no ha ocurrido nada que suponga un terremoto tal por el que debamos alterar toda nuestra arquitectura del Estado. No podemos abrir el debate sobre todos los consensos de nuestra democracia cada vez que cambie una persona, aunque sea en el más alto cargo de nuestro país.

Creo que España debe encaminarse hacia la república. Pero eso no debe hacerse en caliente, aprovechando el relevo en la Corona y presionado por una minoría (si atendemos a la representación parlamentaria de los partidos favorables a la república). Si realmente somos demócratas, respetemos los cauces y mecanismos de la democracia. Si los ciudadanos españoles quieren la república, pues en su mano tienen el voto para dar la mayoría suficiente a los partidos a favor de esa república en las próximas elecciones generales, para las que falta poco más de un año.

El juego de mayorías actual, el que votamos los españoles hace tres años, no es favorable a un cambio en la Jefatura del Estado. Y hay que admitirlo, igual que si el resultado de los próximos comicios generales dijera todo lo contrario.

Respetemos las normas, la democracia que  nos ha dado el mayor periodo de progreso y de prosperidad de nuestra historia. Defendamos los cambios, pero dentro de nuestra legislación.

Además, la convocatoria de un referéndum sobre el modelo de Estado no es tan sencillo como muchos piensan. Según expertos en derecho requeriría el apoyo de más de dos tercios tanto del Congreso como el Senado. Después habría que disolver ambas cámaras, convocar elecciones y el nuevo Congreso y Senado volver a aprobarlo por más de dos tercios.

Es decir, si respetamos nuestra legislación ahora no es posible abrir un debate real sobre monarquía o república. Hagamos las cosas bien. Respetemos las normas que los españoles mismos consensuamos hace unas décadas. Se pueden cambiar las cosas, creo que hay que cambiar las cosas, pero dentro de los grandes consensos. Esos que permiten sin ningún problema que tanto los favorables a la monarquía como los partidarios de la república puedan manifestar sus ideas sin ningún impedimento en nuestras calles y plazas. Centremos nuestros esfuerzos en los graves problemas que tiene que superar este país, como salir de la crisis económica sin perder más derechos sociales.

Porque los cambios rompiendo la ley y la Constitución son otra cosa… que nadie quiere revivir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s