¿Una especie sin selección natural?

evolucion2La evolución se basa en la selección natural. Sobreviven los individuos que son capaces de adaptarse de mejor al medio que les rodea. Los que no lo consiguen, mueren. Y los que mueren no se reproducen. Por tanto la especie perpetúa a los mejor adaptados. Es la ley de la naturaleza. Sin embargo, quizá el hombre ha llegado a un nivel de evolución en el que consigue “burlar” de alguna manera esta regla de oro. Desde hace siglos, desde hace ya miles de años, por regla general el hombre es un rey sin prácticamente amenazas al reinado de su especie. Ya no nos persiguen depredadores, ya no dependemos de cazar para seguir vivos. No hay que pelear para sobrevivir, ni siquiera hay que buscar comida.

Quizá el hombre ya no está sometido a ese tipo de selección natural. Y quizá por eso, desde hace cientos de generaciones no están sobreviviendo los “mejores humanos”. Es el polémico debate que ha puesto sobre la mesa el biólogo Gerald Crabtree de Universidad de Stanford. Según sus investigaciones esta es la causa por la que la especie humana está perdiendo capacidad intelectual. Asegura que en 3.000 años hemos perdido un 10 por ciento de nuestro coeficiente.  En la antigua Atenas ya no había que salvarse de los depredadores, pero había que aprender todas las disciplinas teóricas y matemáticas.   Había que desarrollar la inteligencia, había que construir la civilización sin máquinas.

En nuestra era tecnológico – digital ya no es necesario memorizar casi nada. Toda la información y todas las operaciones están al alcance de nuestra vista. Todo se puede buscar en aparatos tecnológicos, no es necesario esforzarse demasiado porque todo es consultable.

Para Crabtree los débiles ahora no mueren por el hecho de ser menos fuertes. Ni los menos inteligentes ven amenazada su subsistencia. Todos se reproducen y por tanto no existe selección natural. Este científico apunta a una auténtica involución de nuestra especie. Hay opiniones contrarias, como la de Robert Flynn, cuyos estudios demostrarían que nuestro coeficiente aumenta con cada generación precisamente por el avance de la tecnología.

Un debate realmente interesante. Sin embargo, quizá habría que introducir un pequeño matiz que va más allá de lo lingüístico. En nuestra época ¿es lo mismo ser el más inteligente que el mejor adaptado? El homo digitalis está cada vez más adaptado a la tecnología que permite que no tengamos que usar tanto la memoria ni que huir de las fieras, si no que podamos dedicar todo nuestro esfuerzo a relacionar, contextualizar, innovar, intuir y desarrollar cosas nuevas gracias a la cantidad de información disponible.

¿Significa esto que estamos involucionando? ¿ Si sobreviven y se reproducen “todos” los individuos que  nacen de una misma especie la evolución se detiene porque no existe selección natural y todas las mutaciones (tanto las útiles como las inútiles) se transmiten de padres de hijos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s