El año tenístico comienza de verdad con el Open de Australia. Quizá no tanto para los jugadores… pero desde luego que sí es así para los aficionados. Todos vemos los torneos anteriores  como una mera preparación, con un calentamiento para la primera prueba de fuego de 2012. Como la pretemporada en el fútbol o baloncesto, los campeonatos en distintos lugares del mundo que arrancan la temporada antes de Australia, sirven sobre todo para ver el estado de forma y de mentalidad de cada uno. Para medirse y para medir a los demás.

Y en estas semanas parece que casi todos los grandes se han tomado a rajatabla esta reflexión. Poco están sobresaliendo en los torneos pequeños… aunque todos hablan del Open de Australia como el primer examen. Excepto Murray, que ha sido campeón en Brisbane y que quizá es el que más ilusiones nuevas despierta con el arranque de año. Primer título de 2012 y nuevo entrenador. Una leyenda: Ivan Lendl. Hay quien dice que Lendl va a dar el pequeño impulso que le faltaba a Murray para conseguir cosas gigantes. ¿Podremos estar ante un cambio como la transformación de Djokovic en 2011? Habrá que esperar para verlo. Una leyenda del tenis en la pista no necesariamente tiene que ser un genial entrenador de tenistas.

Quizá la gran incógnita es cómo está Djokovic este 2012. Va a llegar a Australia después de jugar tan solo el torneo de exhibición de Abu Dabi. Tras el final de temporada plagado de lesiones y agotamiento mental habrá que ver si las vacaciones le han servido para cargar las pilas y mantener el nivel inalcanzable del pasado año.  Nadal sí ha hecho bastante rodaje, y si tenemos como referencia el final de temporada, las cosas van bien. No ha conquistado nada en esta pretemporada, pero se ve una mejora en su tenis y en su cabeza. Ha cambiado su raqueta para buscar más precisión y potencia. Nadal busca estar al 100 por cien en Australia, lo de antes importa bastante poco. Y Federer, que ha preferido cuidarse la espalda retirándose de Doha. ¿Habrá logrado mantener el estado de gracia de la recta final de 2011?

Quienes parece que no se llegaron a ir de vacaciones han sido los franceses Monfils y sobre todo Tsonga. Acabó la temporada en un buen estado de forma y han demostrado que siguen estando bien en Doha, en una final francesa que conquistó Tsonga.  En cuanto a los españoles, Ferrer y Verdasco no están transmitiendo malas sensaciones  en estos torneos previos, buena señal para prepararse para la primera gran cita.

Porque una vez que empiece el Open de Australia ya no habrá margen de error. El primer Grand Slam pasa rápido… y si no se aprovecha, simplemente se pierde. En cuanto arranquen los primeros partidos se acabaron las especulaciones que rodean siempre a estos toreos previos. No lo olvidemos, los grandes, los top ten, tienen la capacidad de subir muchos niveles cuando la situación lo requiera. Eso es lo que los hace grandes campeones, y lo que suele dejar fuera a todos los que estén un peldaño por debajo.

Con todo esto en la cabeza y sabiendo que puede ser papel mojado tras la primera semana en Melbourne, estas son mis apuestas para el primer grande de 2012:

Favorito: Djokovic. Lo poco que hemos visto pintaba bastante bien.

Decepción: Federer.  Tras unos meses a un nivel óptimo puede llegar el primer bajón del año para un jugador en la que la edad a veces puede ya con la magia de su raqueta.

Revelación: Raonic. Creo que 2012 este jugador va a pasar de revelación a consolidar una buena posición en el ranking y en los torneos.

Artículo para la web argentina Cuarenta Iguales

Anuncios