20Notas / Los resultados

Mañana del 21 de noviembre. Se cumplieron todos los estudios, encuestas y sondeos. De nada sirvió el sprint final de Rubalcaba. Todo ha quedado como se decía que iba a quedar incluso meses antes de la campaña electoral. Mariano Rajoy se ha levantado como Presidente del Gobierno electo. Con una mayoría absoluta incontestable que se suma al poder autonómico y municipal conseguido en las elecciones del 22 de mayo. El resultado: una de las acumulaciones de poder en las instituciones pocas veces antes vista. Comienza una nueva etapa en España. Ha llegado el cambio que ha sido respaldado por los ciudadanos. Un cambio que viene cargado de medidas duras y de recortes necesarios, parece que la ciudadanía lo ha comprendido así dando su confianza mayoritaria a los populares.

Rajoy ha conseguido un resultado histórico para el PP, Rubalcaba el peor dato de la democracia para el PSOE. Pero quizá el análisis no es exactamente así. El Partido Popular ha ganado cerca de medio millón de votos. El PSOE ha perdido más de cuatro millones.  Es decir, que Rajoy alcanza una mayoría absoluta por la desintegración de los socialistas, más que por una gran subida suya de votantes.  Como avanzaban las encuestas, los desencantados del PSOE se han ido a Izquierda Unida, a UPyD, a Equo y a los partidos nacionalistas.  El socialismo español está en un suelo que desde luego obliga a la reflexión, a una refundación, a dar paso a nuevas generaciones de políticos que sepan volver a ganar el inmenso terreno perdido.  Su gestión de la crisis lo ha hundido hasta el fondo de un abismo del que seguro va  a resultarles muy duro salir.

Los otros ganadores de la noche electoral han sido IU, UPyD y Amaiur. Izquierda Unida pasa de 2 a 11 escaños; UPyD de 1 a 5; y Amaiur entra fuerte como voz de la izquierda abertxale en el Congreso con 7 diputados.  Es una gran victoria, pero es una victoria un poco amarga. Primero, porque esta desintegración de la izquierda (si sumamos a estos partidos a Equo que consigue 1 escaño) supone el poder absoluto para la derecha. Aunque Rajoy ha mostrado su intención de llegar a acuerdos y a pactos con otras fuerzas políticas… la verdad es que no lo va a necesitar para nada en los próximos cuatro años. Su rodillo parlamentario en Congreso y Senado va a servir para sacar adelante todo lo que considere necesario.  Segundo, el eterno debate sobre la Ley Electoral. Si hubiera circunscripción única el PP no hubiera obtenido mayoría absoluta, y algunos de estos partidos hubieran duplicado su representación. Un ejemplo, UPyD triplica en votos  al PNV. Sin embargo, los nacionalistas vascos se hacen con los mismos escaños que el partido de Rosa Díez. La entrada de Amaiur en el parlamento solo me lleva a una reflexión: satisfacción si por fin hemos logrado que cambien las bombas por las palabras. Seguro que no nos gusta casi nada de lo que digan, pero serán palabras… al fin estarán dentro del juego democrático como les pedíamos.

Quizá sea necesario un estudio a fondo de cómo cambiar la Ley Electoral para que sea más justa con el número de sufragios. Es cierto que lo que intenta es buscar una proporcionalidad de voto según la población de cada territorio… pero seguro que hay mecanismos para mejorarla. He leído en las últimas horas proponer una circunscripción única para el Congreso y circunscripciones provinciales para el Senado (la que debiera ser realmente la cámara de los territorios). A lo mejor es una opción a estudiar. Aún así, seguro que pasaremos tiempo sin ver esta reforma en las reglas del juego.  Porque no favorecen a los dos grandes partidos que se alternan el poder y que deberían impulsarla. Y también porque es un rediseño complejo que requiere un gran acuerdo y tocar normas muy delicadas en un sistema democrático. De todos modos, aunque sea de momento sólo por curiosidad, en este enlace podéis ver cuál habría sido el resultado con circunscripción única.

21 de noviembre. El PP volverá en unas semanas a gobernar España. Esperemos que tenga las claves para sacarnos de una situación crítica en lo económico. Y que Rajoy mantenga su palabra de conseguir grandes acuerdos con otros partidos para sacar adelante las medidas duras que tenga que tomar. Esperemos que el cambio político sea también un cambio económico… cuanto antes. De momento, esta primera mañana la bolsa baja y la prima de riesgo sigue subiendo, no ha cambiado nada.  “No habrá milagros, no los hemos prometido”, dijo Rajoy en sus primeras palabras tras la victoria.

Para cerrar esta sección 20Notas que me ha llevado a analizar desde mi perspectiva y opinión toda la campaña electoral os dejo un enlace para consultar todos los resultados en cualquier lugar de España. Gracias por haberme seguido estos días y espero que no dejéis de visitar mi blog a menudo.

Elecciones Generales 2011. Ministerio del Interior

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s