Mancharse las manos

Hace tiempo que se manchan más con el carbón los políticos que los mineros en extinción. Cada cambio de Gobierno, ministro, consejero o candidato revuelve las contradicciones de partido, en ese preciso momento en que la ideología y el programa electoral se estrellan con el terruño.

¡Es la credibilidad, estúpido!

«¡Es la economía, estúpido!», fue la recordada frase de James Carville, el asesor demócrata que llevó a Bill Clinton en 1992 hasta la Casa Blanca mientras George Bush (padre) volcaba su campaña tan solo en los logros de política exterior.

Eterno retorno de lo mismo

Nadie esperaba una primavera tan primavera, de aguaceros y truenos, de tanto paraguas. Pero así es la política. Hoy se debate una moción de censura exprés, que no se veía venir hace apenas un par de semanas y que, según lo anunciado por los partidos, se habrá olvidado cuando volvamos a habitar las terrazas.

El manifestante sin causa

Siempre me fascinaron los hombres tozudos, ese puñado de personas que son capaces de apostar todo a un número, a una idea, a una certeza inquebrantable, a la lucha que acaba devorando una vida. Hay un hombre que lleva años de protesta perpetua. Cada mañana se aposta frente a la Consejería de Cultura en Valladolid con su pequeña pancarta de palo para exigir la dimisión del director general de patrimonio.

Las intermitencias de la muerte

He conocido a hombres que vivieron muchos años muertos. De esos que aguardan serenos, con la mirada perdida, convencidos de que su historia terminó y los últimos inviernos de vejez son solo un epílogo de paciencia.

¡Nos ha venido mayo con Las Edades!

Estos días de mayo estallan los lirios, deslumbra el amarillo de la colza y muy pronto se desangrarán los campos en amapolas. Un derroche efímero para una tierra austera. Del mismo modo florecen retablos y esculturas de las iglesias y los monasterios.

España no se aburre

España no se aburre, como decían que se aburría Francia justo antes de las revueltas de aquel mayo de 1968. Estamos de sobra entretenidos con el esperpento independentista y los navajazos de partido ahora que la filtración es el nuevo arma para el magnicidio (político).

Teoría de la involución

Dicen que todo vuelve. Que puedes guardar una vieja americana de tres botones y que debes conservar aquellos pantalones anchos en lo más profundo del armario. En unos años los lucirás orgulloso siendo penúltima tendencia.